El presidente municipal de Toluca, Fernando Zamora, dijo que el aumento de vendedores ambulantes en el centro de la ciudad no es una venganza política

El presidente municipal de Toluca, Fernando Zamora Morales, dijo que, pese a que ha habido un aumento en la instalación de vendedores ambulantes en la zona centro de la ciudad, no se trata de una venganza política por los resultados de las elecciones del pasado 1 de julio.

Zamora aseguró que la actual administración sigue con los operativos para retirarlos, pero que no se ha dado abasto.

Dijo que los ciudadanos no deberían dudar de que se ha reforzado la prohibición para que los vendedores ambulantes e informales operen.
Puntualizó que ha sido respetuoso a la opinión de quienes operan en la informalidad, pero que, si no cumplen con lo requerido, no pueden operar.

Reconoció y agradeció a quienes le recuerdan los compromisos que adquirió durante su campaña política, entre ellos, frenar el crecimiento de la economía subterránea o los ingresos por el comercio informal.

Respecto a la queja de la ciudadanía sobre el incremento de los baches en la capital mexiquense, declaró que su administración continúa con las obras pertinentes para darle solución a esta problemática.

Apuntó que no solamente auditan a las empresas que trabajan en el las labores de bacheo, sino que, hasta el momento, no han tenido que sancionar a ninguna de estas empresas por incumplimiento, por lo que espera que el problema esté solucionado pronto.

Por Braulio Luna